Esteroides anabólicos y testosterona: ¿qué son?

Los esteroides anabólicos y la testosterona se clasifican como medicamentos recetados permitidos solo para el tratamiento de enfermedades confirmadas por las autoridades farmacéuticas.

Estas enfermedades incluyen, entre otros, el síndrome de deficiencia de testosterona causado por la glándula pituitaria o los testículos, diferentes tipos de anemia, osteoporosis y enfermedades crónicas de deficiencia proteica y curación prolongada del tejido. La testosterona también se usa para el tratamiento de los síntomas de la menopausia masculina.

La relación de los esteroides anabólicos y la testosterona

Los esteroides anabólicos y la testosterona comparten una relación muy especial por una razón simple; todos los esteroides anabólicos deben su existencia a la hormona testosterona esteroidea.
Esto hace que el esteroide de testosterona sea el esteroide más importante de todos; Puede que no sea tu esteroide anabólico favorito, pero es sin dudas el más importante. Míralo así; sin aire no hay vida, y sin testosterona no hay esteroides anabólicos.

Terapia de reemplazo de testosterona

La terapia de reemplazo de testosterona es un método común utilizado para ayudar a tratar a los hombres con niveles bajos de testosterona. Y la testosterona, para ser claros, es una forma de esteroide anabólico.
La terapia de reemplazo de testosterona se usa para ayudar a los hombres a alcanzar niveles naturales de testosterona en el cuerpo. Hay cuatro formas principales de terapia de reemplazo de testosterona:
• Implante subcutáneo.
• Parche transdérmico.
• Geles y cremas.
• Inyecciones

Esteroides anabólicos

Estas drogas se desarrollaron originalmente como un tratamiento para hombres cuyos testículos no producían la cantidad necesaria de testosterona. Lo que descubrieron, sin embargo, es que estas sustancias también podrían usarse para ayudar a aumentar el músculo esquelético y aumentar la densidad ósea.
Muchos de nosotros solo pensamos en los esteroides como fármacos utilizados por los culturistas y los atletas para obtener una ventaja competitiva. Sin embargo, en casos más raros, los esteroides anabólicos se prescriben para ayudar a tratar ciertas condiciones médicas.
Esto incluye cosas como pubertad tardía en niños pequeños, pérdida de masa muscular en pacientes con cáncer y SIDA, tejido dañado después de una lesión y, por supuesto, bajo nivel de testosterona.
La mayoría del uso de esteroides anabólicos, sin embargo, se realiza de forma ilegal por aquellos que buscan aumentar su masa muscular, fortalecerse o aumentar su rendimiento deportivo.

Esteroides anabólicos y testosterona: ¿qué son?